martes, 4 de noviembre de 2008

UNA DE CHAMPIONS




Hoy hemos visto el partido de Champions entre el Liverpool y el Atlético de Madrid. Al final 1-1 con algo de polémica y bastante emoción.

Pero lo que me ha llamado la atención del partido ha sido como ha comenzado. Me parece bochornoso que en pleno siglo XXI y con la cantidad de leyes absurdas que tiene la UEFA, se siga permitiendo la gilipollez del "You´ll never walk alone" antes de cada partido de los ingleses en Alfield. Es que no lo veo ni medio normal que los jugadores estén esperando como monas para entrar en el campo para que 4 borrachos berreen la susodicha canción.

Ya sé que esta opinión es poco popular ya que vivimos en un país que de un tiempo a esta parte idolatra cualquier cosa que salga de la Premier pero a mí los aullidos de los afionados "reds" me la traen al pairo (3000 del Atlético se han escuchado durante el partido bastante más que el resto) . Además creo que los jugadores están un poco hartos. Hoy la cámara los ha enfocado antes de que acabase el suplicio de canción y tenían cara de cualquier cosa menos de admiración. Y es que encima la cancioncita de los cojones es larga.

Pues lo dicho, mucho rollo contra el racismo, mucha tarjeta por quitarse la camiseta, mucha sanción por hacer gestos de extrema derecha y resulta que una canción tiene el poder suficiente como para hacer esperar a los 22 protagonistas.

2 comentarios:

www.madridadas.com dijo...

Pero ¿realmente esperan a que terminen de cantar o es que todavía no era el momento?

Y lo pregunto en serio eh, que no tengo ni idea.

Saludos y esperemos que hoy nuestro equipo de la cara.

Antihéroe dijo...

Sí, sí. Enfocaron el túnel de vestuarios y estaban todos mirándose unos para otros esperando a que acabase el folcklore.