domingo, 30 de diciembre de 2007

EL CINISMO DEL FÚTBOL

A menudo vemos a los medios de comunicación echarse las manos a la cabeza cuando aparece alguna bandera nazi en los estadios, cuando algún jugador (Di Canio por ejemplo) celebra un gol haciendo el saludo nazi, cuando los ultras de Madrid sacan banderas anticonstitucionales, cuando Salva Ballesta saca su patriotismo a relucir...pero nadie dice nada de los partidos de selecciones regionales.

Ayer se jugó el Euskadi-Cataluña y ambas formaciones salieron al campo con sendas pancartas reclamando la independencia de su selección y, por extensión, de su comunidad autónoma. Y nadie dice nada. Nadie se atreve a decir aquello de "no se puede mezclar fútbol y política". No interesa.

Es el gran cinismo del fútbol en el que sólo una minoría puede expresar abiertamente sus deseos.




Pero como esto parece que no tiene una solución temprana, lo mejor será recrearse con esta Mamá Noel y pasarlo bien en Nochevieja. FELIZ 2008.

1 comentario:

www.madridadas.com dijo...

Yo estoy de acuerdo que pidan sus selecciones, eso sí, primero tienen que jugar su propia liga, me imagino esos partidos de alta rivalidad Barcelona-Hospitalet o Bilbao-Barakaldo. Eso si serían partidazos y no los de ahora contra el Madrid.

En política pensamos totalmente distinto, pero estoy de acuerdo contigo en este post, de todos modos creo que te equivocas al hablar de lo de ayer, esta gente no se merece ni que les escupamos.

Saludos y feliz año.